Texto redactado el 19 de noviembre.

TODA LA ROPA SE HA MOJADO y el Pop Radikal Vasco se ha acabado.

Empieza a las nueve, pero no. Empieza a las diez menos cuarto, de aperitivo una historia de una mujer fascinante. Está claro que no se puede ser tan guapa.

Me presenté a Miss Madrid, pero no me cogieron porque era rubia y de ojos azules y soy madrileña de pura cepa…/… Quería tener hijos, pero el hombre al que amaba no me quería y así me lo hizo saber: ¡_______ ,vete. Yo no te quiero!- Días después me confeso que me imaginaba con un hombre moreno y yo buscaba y buscaba hasta que encontré al padre de mi hija, que no tiene mis ojos tiene los ojos de su padre. Ella es como salvaje, como una indígena que tiene instintos primarios en sus movimientos y en cómo se relaciona con el espacio. El pequeño no es del mismo padre y ninguno de ellos está conmigo por eso los niños se llevan bien entre ellos.
Sigo enrollándome con el hombre al que amé y que no me quiso, pero es una relación basada en el sexo y sexo se puede tener con cualquiera. El otro día con el vecino, que tiene 25 años. Si, iba a quedar con Él, pero no quiso porque tenía la regla, pero mi ligue me comió el coño. Jajjjajajajajjjjajajjajjajjajajajjajaajjajajajja.
 
Mira al camarero y se pinta los labios, después me dice que eso que dicen de que las rubias que no se enteran de nada, que en su caso es cierto.
 

Nada de lo que ha dicho me creo. Comienza el concierto, en la entrada dos señoritas me piden 6€, el valor de este cartel. Me parece mucho para mi bolsillo, poco para lo que se avecina.

Empezamos. Miguel A. García está vestido como habitualmente pero no se quita la chaqueta creo que porque ha estado resfriado, en una mesa sin silla, con un foco de luz blanca hacía  su redonda cabeza que no levanta en todo el concierto.

Mikel nos deleita con un concierto que si bien para mi es completamente nuevo y me creo que lo ha compuesto para esta ocasión, en realidad ya lo había hecho para una sesión en el Ertz  y esto me decepciona, ciertas connotaciones melancólicas ya no eran un reflejo de su estado de ánimo, Mikel había estado enfermo y no había salido de casa en una semana devorando capítulos de Mad Men, las cuatro temporadas para ser exactos.

No señora. Esto es así, primero empieza con una serie de sonidos difíciles de identificar, pero que parecen capturados de algún sitio y después modificados, con todos sus mátices y sus diferencias que todos tratamos de desenmascarar. Estos conciertos me cuestan un esfuerzo. Aquí estamos con Mikel dejándonos llevar y cuando eso sucede y pierdes la noción del tiempo llega el final, es como una traca final, lo mejor o lo más intenso. Aquí tenéis cabrones. Y después de fruncir el ceño de mil maneras con cada sónido nuevo, levanta la cabeza cabeza y sonrie. Ya está. Y el público aplaude. Mikel sale de escena y Elena que está en el otro lado se le acerca y le abarca con todo su cuerpo, le besa y algo le dice que no sabemos.

Elena Aiztkoa es su nombre. Haga lo que haga es una diamante en bruto, ella es escultura, ella es pintura, ella es poesía.

Curiosidad. Qué hará. Pues ser ella explorando su voz en el escenario. Elena tararea con lara y con lere. Luz para todos, ella nos quiere ver mientras nosotros le miramos. Elena es alta y de cabeza erguida, no titubea, es decidida, ella se expone ante nosotros con su canto en bruto, esto es lo que hay, lara y lere y así hasta el final que dura lo justo. Su lengua baila en su boca la misma coreografía todo el rato y no creo que todavía no ha cerrado la boca. Hostias, tanto lara y tanto lere, no lo aguanto y sin embargo me parece tierno y maternal y súper bien como todo lo que hace Elena, que también cocina bien.

Después seguimos con Grumos Lalai. Este nombre horrible para un grupo, pero bueno. Otra luz en el escenario, roja y parpadea.

Estoy nerviosa y ansiosa de verlos, me encantaron la otra vez. Sonido de acoples salen, hoy vamos de sutileza en sutileza, todo suave, Grumos me embelesa con  su torpeza. Hoy no están sincronizados, hoy están cada uno en un planeta. Como son estos machos. Ellos tan sensibles y delicados, ahora pueden ser todo lo hombres que quieren pero con humor. Esto me disgusta, pero es indispensable, es necesario, descargamos carcajadas contenidas. Silencios muy largos y duros esperando el momento para el grito de protesta. Una mascara con trenza, una camisa de leñador, unos puños cerrados y una postura en tensión como de preparados listos ya. Para los que no lo han visto antes, lo han descubierto, para los que ya lo habíamos visto, no se podía superar.

Un señor entra y grita, esto es Pop Radikal Vasco, tensión. Héctor levanta la cabeza y Grumito le responde, otra vez la risa y eso ha sido casi todo. Un éxito total.

Me quedo una, la nota discordante. Siempre es lo mismo y siempre es diferente. Las Elbis Rever se salen en reinventarse, está vez coge la batuta Natalia. Ella es la rubia de las Elbis, cuidado Nata no te pases, que esa rubia está muy bien. Respétala, es la rubia que se entera de todo, es la rubia que todo lo sabe, es la rubia que no se corta, que no tiene pelos en la lengua. ¡Qué gusto! Así se acaba la canción, una que habla de hacerlo en un coche. ¡Ven, ven acaríciame, venga, venga, tengamos hijos!…/…¡Kepin Kepan! ¡Kepin kepan! Aforo completo de repente.

La misteriosa Alba Burgos, pinta por el día y por la noche es Gogó. Inteligente no, lo siguiente. Es que no lo quieras saber todo de Alba, solo que hace lo que quiere aunque tenga que trabajar en el aeropuerto. Eso se ha acabado. Cuadros de olas y muchos colores, plotter en lonas gigantes y esto es un no parar. En el escenario para empezar se da la vuelta y antes de mirar al escenario le mira a Natalia y ellas saben que esto va a empezar, que lo bueno ha llegado. La diversión está asegurada. ¡Me encantan!

 

Anuncios
(texto oficial):
Es el resultado final del proyecto de investigación sobre creatividad desarrollado por once profesores de pintura de la Facultad de Bellas Artes
El viernes, 4 de noviembre, a las 20:00, en la antigua galería La Brotxa (Conde Mirasol 1, Bilbao), se inauguró la primera de las once muestras individuales que componen la exposición colectiva “Envidia”, que es el resultado final del proyecto de investigación sobre la creatividad y los procesos grupales de creación que han desarrollado once profesores del departamento de Pintura de la Facultad de Bellas Artes de la UPV/EHU.

Este proyecto, que se inició el año 2009, tiene por título “Elaboración de un campo de imágenes a partir de diferentes experiencias” y han participado once profesores del departamento de Pintura de la Facultad de Bellas Artes: Fito Ramirez-Escudero (director del proyecto), Iñaki Imaz, Usoa Fullaondo, Lorea Alfaro, Txaro Arrazola, Daniel Tamayo, Joseba Eskubi, Alberto Rementería, Txemi Medeiro, Rita Sixto y Gentz Del Valle.

Con esta investigación se ha tratado de encontrar la manera adecuada de estudiar los procesos de creación en Pintura, y para ello se han utilizado estrategias como la realización de cadenas de imágenes o la composición de mapas conceptuales que visual y analógicamente han tratado de explicar los procesos personales de creación. Según ha señalado Ramirez-Escudero, “uno de los objetivos de este proyecto es sacar a la luz los comportamientos más íntimos del artista plástico que tradicionalmente han sido considerados como secretos, pertenecientes al ámbito privado del taller”.

La exposición está compuesta de dos partes: una colectiva y otra individual. En la primera, se podrán ver una serie de carteles hechos por los miembros del grupo en los que cada cual ha mostrado sus referentes procesuales, ideológicos, personales a la hora de crear sus propias obras. Y, por otro lado, estará la muestra individual de cada miembro del grupo que serán expuestas sucesivamente cada quince días. Estas muestras individuales están creadas a partir de una serie de juegos de idas-vueltas, preguntas-respuestas de carácter visual. La primera de estas muestras individuales corresponderá a Iñaki Imaz.

 

…………………………………………………………………………………………………….

IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ IÑAKI IMAZ

Fui el día de la inauguración pensando en el conejo que no vi, pero hoy he vuelto otra vez a las cinco de la tarde con una amiga que ha venido de visita desde Berlín. Estábamos fuera y la chica estaba dentro delante de su mac y detrás del mural de dibujos que le gustan a Oier, y nos ha hecho una señal para que llamáramos al timbre para que nos pudiera abrir. Hemos entrado y ella es tan guapa que le he preguntado a ver si le puedo sacar una foto, pero no ha querido y no se la he hecho. Otro señor ha llegado, es Txus Melendez, fue profesor mío también.

He intentado sacar unas cuantas fotos de la exposición, antes de mirar con detenimiento el movimiento y me he puesto de mala leche porque no me funciona el balance de blancos y me salen las fotos verdes. Todavía me costaba entrar en él, estaba buscando excusas para no concentrarme y entonces lo he visto, y el otro día no, solo veía caras y gente. Pues eso, envidia. (Y me acuerdo del Eneagrama y de más cosas).

¡Desde luego. Tendrán morro! Hacerse aquí una galería con la pasta de la universidad. ENVIDIA. Pero si precisamente lo que falta en la facultad son espacios para exponer. ENVIDIA. Pero si lo que falta en Bilbao son espacios para exponer. ENVIDIA. A ver… quienes están investigando, claro, claro. ENVIDIA. Lo que pasa es que no tienes ni idea de lo qué es un grupo de investigación, como nunca has tenido uno. ENVIDIA.

Hablemos de la pintura, hablemos mientras pintamos. Los últimos descendientes de indios huarpes acostumbran a pintar sus cerámicas sagradas mientras miran la tele y yo reconozco que dibujo mejor mientras veo un capítulo de Mad Men, eso me ayuda a concentrarme más y más en mis mierditas sagradas.

Iñaki Imaz. Me voy a imaginar a Iñaki pintando que no le he visto nunca en acción. Él pinta en verano desnudo y en invierno también por eso en sus cuadros siempre hay alusiones a las zonas erógenas del cuerpo humano. E Iñaki no pinta con música porque la música le desconcentra, cualquier cosa le distrae en exceso de lo sagrado y sin embargo se lo pasa bomba. Pero cuando lo acaba, no lo acaba y ya está, el se coloca delante y se queda absorto observando aquello que ha hecho y se irrita y se sienta y piensa y piensa y luego hace algo y luego lo borra y así varias veces.

Y luego se va a la cama después de darle la cena a sus hijos y de hacer el amor con Olatz  y otra vez vuelve la pintura a su cabeza y no puede parar de pensar y esa noche duerme mal y la noche siguiente también y la siguiente también y la siguiente duerme bien porque está súper cansado porque ha trabajado mucho mucho. Y luego vuelve a su pintura y se siente tan feliz de ver aquello que empieza otro con entusiasmo.

Me encanta la pintura de Iñaki, es que la veo y pienso que me gustaría pintar así, y me da envidia. Y uno dijo en la inauguración que le parecía osada, atrevida, pero a mi no, pero nunca me lo ha parecido, me ha parecido otras cosas.

Pero para qué pone un espejo redondo en el centro de esta pintura, qué había ahí antes que no le gustaba que acabó recortándolo y lo solucionó así. No, no, eso ya se sabía desde el principio, señora no tiene ni idea del proceso pictórico, de lo que pasa en el taller.

Mira Iñaki, ese espejo me pone nerviosa, es por aquello que creo que sabes.  Igual por eso no puedes dejar de hacer chistes, desde todos los ángulos de la UPV “eman ta zabal zazu”. Zuk eman eta gero ez dakizu zer egingo dudan nik horrekin. Ikertu, ikertu, ondo eta sakon!

¿Sabéis cuando descubrimos que abriendo las puertas del armario del baño te puedes ver desde todos los ángulos y no te gusta lo que no sabías pero no puedes dejar de mirar? Y siempre hay un pequeño trocito que no ves pero te lo imaginas, así veo lo de Iñaki.

enbidia.blogspot.com

“Tela para falda y no oso en la orilla”. Marianela León Ruiz

Hola espina invisible frondosa noche desplumada tal cual escupe todo el mundo no sería inútil fuego sin cesar delira del agua con la boca del perro vale chica.
PD: Y de nada sirve.
Marianela León (inflamable) y Alessandro Bedosti (ruiseñor) bailan sobre un dibujo de Elena Aitzkoa.

Dentro de DAntzan Bilaka el 2 de Noviembre en La Merced Ikastetxea

——————————————————–

Se apaga la luz, se enciende la luz,

dos sujetos borrosos en la oscuridad, uno a cada lado,

vamos enfocando y veo a Marianela a mi izquierda y a un sujeto desconocido a mi derecha. Qué pareja tan curiosa ¿cómo se conocerían? Marianela parece que ha avanzado algo, pero yo todavía no la he visto moverse.  Sus brazos están tan rígidos y con la falda casi no le veo los pies, en cambio su compi no para, me pone nerviosa de lo mal que me creo que lo hace.  Y yo que sé cómo se hace. Bueno a mi izquierda todo me parece bien y a mi derecha una constante torpeza deja descubrir algún trazo de algo especial y diferente que no sé si es butoh o qué carajo.

Pero está muy bien que haya un torpe porque así podemos mirar a Marianela, que está tan guapa, con esa cara obscena que dice Jorge, con la mandibula flácida y mirando al cielo, le brilla el ojillo y se le cae la baba. Y ahora después de un rato ya ha llegado bastante cerca del público y vemos como su respiración se mueve en su blusa blanca, muy bien elegida por cierto. Ese peinado extraño, de yo me lo corto, nos ha dado tiempo a observar y a juzgar todo, me gusta o no me gusta, lo hace bien o lo hace mal. La iluminación que bien esta (Argiztapena esaten du atzekoak),  la de al lado qué pelo tiene, es una muralla preciosa, es Marta y tiene el pelo rizado, en el público junto a mi.

Y ahora nos escupe a la cara toda esa contención de lava blanca y luego se agacha y da unas palmadas en el suelo y luego no me acuerdo porque empieza el jaleo, hay un momento que parece que toman conciencia uno del otro  -Ah! estás aquí-  pero siguen estando cada uno a lo suyo. Claro, claro así somos, pero buscamos el contacto e incluso el cariño, ha habido un momento muy lindo pero eso hay que verlo. Y ahora nos acercamos con la elegancia que no podemos más para que nos veáis cómo lo hacemos y ahora el se marcha y yo me agacho, y esa falda se descubre en su abertura.  Marianela no lleva bragas, no sé, no lo veo bien y entonces abre las piernas de cunclillas y pasa su mano derecha por detrás del tobillo y su mano izquierda esta en flecha o es al reves. Pero no lo quiero saber, aunque me parece súper bien, muy excitante. Y luego creo que nos canta algo en silencio, mueve su boca al ritmo de la música. Parece que no lo puede hacer mejor pero lo hace hasta el final y el otro señor  ¿dónde está? Ni lo sé ni me importa, aunque me gusta su peinado.

Alguien para mi motivador,

este señor de origen lituano,

que fue un pionero en lo que se llamó cine underground.

Lo recomiendo

http://jonasmekasfilms.com/diary/

Días más tarde. Cosas que recuerdo de lo que dijo:

Que un amigo suyo escribe largo y denso cuando tiene poco tiempo,

recordando los haikus.

De Dostoievski recalco en cuando a un discipulo que buscaba su consejo  “lo personal es lo universal”

Del cine underground, que no es amateur como se malpiensa y que Hollywood sí es amateur.

Correspondencia entre José Luis Guerin y Jonas Mekas

Momu & No Es

 

Lucia P. Moreno hoy me ha dado algo. He estado en la exposición de creación Injuve 2011, y dentro de todo lo que se podía ver, entender, apreciar para elucubrar opiniones varias, su vídeo ha sido lo que más me ha gustado. Ella dice que construye un diálogo estricto entre aquello que reconocemos como falso y la construcción creíble de la posibilidad de su existencia y así mismo lo he percibido. Una aparentemente improvisada instalación acompaña al vídeo, innecesaria a mi parecer, también molesta el ruido ajeno a la obra para poder disfrutarlo como se merece, una habitación reservada habría estado bien y el video se me ha hecho un poco corto.  Lo que construye esta historia son unos personajes con unos atuendos que pretenden ser raritos pero que no lo son tanto, aunque si causan extrañeza y curiosidad. Siempre hay algún elemento que resulta familiar, ellas parecen marginales, pero ya sabemos que no lo son, para mi son actrices que disfrutan del juego y de sus personajes quizás creados por ellas mismas. Todo es una fabulosa construcción de un entrañable carácter burgués y es que sin alejarse demasiado de la parte trasera de lo que podría ser una escuela, un paseo por el canal, un jardín o el interior del recinto que protege a estas extrañas señoritas de alguna manera las delata. Ellas pasean una esfinge totémica de poliespan, objeto  entorno al cual  se desarrolla la trama de la historia.

Si. Me equivoco, pero hay goce en la traducción de este motivador imaginario. Muy feliz por unos momentos.

 

http://archivodecreadores.es/artist/momu-no-es/149